Las cerraduras más seguras del mercado

Si busca las cerraduras que ofrezcan más seguridad del mercado, son muchas las características que tiene que tener en cuenta antes de reforzar su puerta. Debemos partir de la tesis irrefutable hasta día de hoy de que no hay cerradura que no pueda abrirse, ya que al cien por cien no se puede llegar a proteger una propiedad de la acción de los ladrones; resulta obvio que unas cerraduras ofrecen más seguridad que otras. A continuación trataremos de seleccionar diversos modelos de cerraduras, que, sumándolos unos a otros, lograrían la mejor cerradura que se pueda encontrar en la actualidad.

El progreso incesante en el que vivimos inmersos, en plena era de avances en materia de tecnologías, ha propiciado que las cerraduras invisibles se hayan convertido en una de las alternativas más fiables para hacer frente a los robos. Y es que, como no podía ser de otra forma, se trata de cerraduras perfectas para conseguir proteger una empresa, un negocio o una vivienda. Las cerraduras invisibles (ofrece protección frente al bumping, que es el método técnica más usado por los asaltantes para abrir puertas) pueden complementarse además con cerraduras tradicionales.

Las cerraduras invisibles pueden colocarse en todo tipo de puertas, no importa si son de madera, blindadas, reforzadas o acorazadas. Dan una gran protección a los usuarios, los ladrones no lograrán forzarlos, ya que estas cerraduras carecen de una presencia exterior a la que aferrarse para lograr forzar la puerta. En el momento en el que el ladrón piense que puede llevar a cabo la apertura con su llave maestra, se encontrará con una barrera añadida con la que no había contado, lo que repelerá su visita a buen seguro.

El usuario abrirá la cerradura invisible en su día a día sin problemas, ya que únicamente bastará con tener encima un mando a distancia que dé la señal a la cerradura para que se abra, siempre que dicho usuario esté muy cerca. No hay que obviar que estas cerraduras cambian de código cada cierto tiempo, algo que evita que los ladrones puedan copiar las combinaciones numéricas; además, estamos hablando de códigos encriptados, lo que aumenta de forma considerable la seguridad. Hay modelos que cuenta incluso con una alarma.

Estas cerraduras funcionan con baterías de larga duración. No obstante, la vida de la batería dependerá del mayor o menor uso que se le llegue a dar; la batería durará varios meses y avisará justo cuando necesite ser recargada. Por otro lado, logrará bloquearse en modo accesible para que no se produzcan contratiempos en el acceso cuando la energía empiece a menguar. Los hay que aseguran que las cerraduras invisibles son uno de los tipos de cerradura más seguros que podemos encontrar.

Un complemento perfecto para las cerraduras invisibles, o una alternativa, podrían ser los cerrojos de alta seguridad con cadena. Son capaces de dar a los inquilinos de la vivienda una enorme protección. Podemos hallar en el mercado modelos muy diferentes y sugerentes. El Fac Rp 301 RP/80 (pensado para las puertas blindadas), el Lince C6 antibumping (con un cilindro súper protector) y el Fac 50R/80 (para las puertas más tradicionales) son, por ejemplo, unos cerrojos muy recomendables, de los más seguros del mercado.

En el caso de que la puerta sólo vaya a estar asegurada por una cerradura, será mejor contar con la ayuda agregada de un cilindro antibumping. ES te cilindro no será difícil de encontrar en las tiendas, ya que aparece en el mercado con marcas tan famosas como Cisa, Tesa, Noa, Ezcurra Mauer o Fichet. Cotejar las distintas características del cilindro y comparar los precios de los distintos modelos resulta fundamental para lograr una compra acertada. Rastrear todo tipo de información en Internet, siempre que proceda de portales fiables y redactados por profesionales, también es muy aconsejable para orientarnos.

Llegados a este punto, y pensando en completar una visión idílica de la protección perfecta para una cerradura, podríamos decir que lo más recomendable sería decantarse por la colocación de una puerta blindada, la cual ofrecerá una seguridad sin parangón. El segundo paso sería instalar una cerradura protectora al máximo, para lo se necesitaría un cilindro antibumping. Añadir un escudo protector se lo pondría aún más complicado a los ladrones, que no podrían llegar a conocer de este modo la marca de la cerradura.

Otro paso más para aumentar la seguridad consistiría en instalar un buen cerrojo en la puerta. También se puede optar por la instalación de una cerradura invisible. Y es que todos estos métodos que hemos citado en este punto ayudarían para reunir una puerta casi inexpugnable. En cualquier caso, habría que estar seguros de que la instalación de todas estas cerraduras se lleva de manera profesional, pues bastaría un pequeño fallo para dar al traste con la cerradura perfecta. Solicitar la ayuda de cerrajeros cualificados sería otro paso para garantizar la protección del hogar.