Nuestro Blog

Tipos de Cerraduras que Existen

Existen en el mercado una enorme cantidad de variadas cerraduras, de todos los tipos. Por eso, conviene conocerlas en detalle antes de adquirir alguna.

Tipos:

Cerraduras multipunto

Una de las cerraduras más conocidas y seguras es la multipunto. Se llama así por los diferentes puntos de anclaje de la cerradura. Son ideales para evitar las roturas por palanca, y podemos instalarlas en acorazadas, macizas o blindadas.

 

Cerraduras tubulares

Otro sistema tradicional. En este caso, estas cerraduras permiten ser cerradas desde el interior pulsando apenas un botón. Son ideales para el baño o el cuarto si quieres preservar tu intimidad.

 

Cerraduras de sobreponer

Son cerraduras ideales para las puertas exteriores. Van del lado interior de ellas, y conviene buscar una de calidad que evite la palanca del potencial ladrón.

 

Cerraduras embutidas

Las cerraduras embutidas o empotradas son algunas de las más comunes. Normalmente funcionan como cerraduras principales, flanqueadas por otras. Suelen utilizarse tanto en puertas de madera como en puertas metálicas en la mayoría de los casos. En estos casos, recomendamos buscar modelos antibumping de cerraduras embutidas.

 

Cerraduras cilíndricas

También conocidas como cerraduras con perfil europeo o europerfil. En su caso, es otro de los modelos de cerraduras más famosos que existen. Poseen un sistema en forma de cilindro, nada complejo. Ahora mismo, estas cerraduras cilíndricas pueden conseguirse también con tecnología antibumping, así que te recomendamos esa variante.

 

Cerraduras digitales

Las cerraduras no son demasiado habituales en las viviendas de todos los días. Suelen usarse en hoteles o sitios públicos más que nada. De todos modos, con el paso del tiempo, se están haciendo cada vez más económicas, y por ende populares. Casi siempre, las cerraduras digitales se abren con una tarjeta, y suelen ser mucho más seguras que las cerraduras tradicionales.

 

Cerraduras de gorjas

Las cerraduras de gorjas o borjas supieron ser las más seguras que podían recomendarse. Sin embargo, ahora las cerraduras son una mejor alternativa. El principal inconveniente que presentan las cerraduras de gorjas es el tamaño de las llaves, demasiado grandes.

 

Cerrojos

Un cerrojo puede ser una excelente alternativa a las cerraduras de toda la vida. Incluso, los cerrojos habitualmente son más seguros que las cerraduras clásicas, y algunos de los mejores incorporan también cadenas de seguridad, un detalle no menor.

 

Cerraduras invisibles

Y finalmente tenemos las cerraduras invisibles. Como su nombre bien lo indica, no se tiene acceso a ellas, por lo que es mucho más difícil romperlas o forzarlas. Se trata de un sistema nuevo, que poco a poco se está imponiendo en el mercado actual, claro.

 

¿Quién instala cerraduras invisibles?

La ola de las nuevas tecnologías ha llegado de manera firme y resolutiva hasta nuestros días para quedarse. Tal es así el nuevo escenario, que hasta el universo de la cerrajería se ha beneficiado de estos avances que día tras día se producen. Es por ello por lo que las cerraduras invisibles han pasado a ser uno de los sistemas de cierre más efectivos del mercado. Sus características motivan que los ladrones lo tengan mucho más difícil a la hora de intentar entrar en una vivienda o en negocio.

Las cerraduras invisibles ofrecen resistencia a las llaves bumping, que han pasado a ser el instrumento preferido de los ladrones para forzar puertas. Y es que estas cerraduras cuentan con un mecanismo antibumping, lo que multiplica las garantías de protección de la vivienda. Las cerraduras invisibles pueden llegar a ser instaladas en todo tipo de puertas; las veremos colocadas en puertas reforzadas, blindadas y acorazadas, así como en puertas de materiales tan distintos como la madera, el aluminio, el metal o el cristal.

Se trata de sistemas de cierre que son instalados por todas aquellas personas que han decidido aumentar la seguridad en su propiedad privada, en su empresa, en su propia casa. Es un gran avance el hecho de que sean cerraduras que se instalan en el interior del habitáculo y que permanecen ajenas a la visión del ladrón que intenta operar en el exterior. El propio usuario que se decante por una cerradura invisible no tendrá ningún tipo de problema para llevar a cabo las aperturas en el día a día. Un mando a distancia se encargará de emitir la señal a la cerradura para que abra cuando los inquilinos se encuentren cerca.

Como ya hemos dicho, las cerraduras invisibles se pueden instalar en toda clase de puertas, sin importar si es en puertas interiores y exteriores, sin importar el material. Su instalación es muy sencilla, por lo que a la pregunta que da título a este post –¿quién instala cerraduras invisibles?- habría que responder: cualquier persona. Y es que no hará falta una especialización en el sector de la cerrajería ni una pericia extraordinaria para llevar a cabo el proceso de instalación. Lo primero será comprobar que en el kit de montaje del sistema que hemos adquirido están todas las piezas y elementos, de manera que no falta nada para empezar la instalación.

En el paquete del cerrojo invisible deberemos revisar que viene un cuerpo de la cerradura, una batería, los pertinentes mandos a distancia (en muchos modelos suelen venir cuatro mandos a distancia), los elementos de fijación a la puerta y la placa de cierre. También será esencial agarrar el manual de instrucciones y no separarnos de él hasta que lo hayamos leído y no quede ninguna fisura en la idea de lo que vamos a realizar.

Hay quien piensa que no va a ser capaz de completar la colocación del cerrojo invisible, pero sólo se requiere un poco de atención y de seriedad; no es necesario tener que llevar a cabo perforaciones en la puerta ni tender cableados complejos, de ahí que la maniobra se simplifica mucho. También deberemos tener a mano todas las herramientas y materiales que van a hacernos falta. Precisaremos de reglas y escuadras, de un lapicero, de una cinta métrica, de un formón para cortar la jamba de uno de los marcos y un destornillador.

Lo siguiente sin duda será ponerse manos a la obra en pro de una instalación tranquila y sin anomalías ni sobresaltos. Primero habrá que realizar las mediciones y marcar con lápiz la altura exacta a la que tenemos pensado colocar el dispositivo. Tendremos que separar el cuerpo de la cerradura de la placa de fijación para evitar problemas. Luego trazaremos una línea como referencia para la placa, ya que así la cerradura no quedará torcida, algo que termina por deslucir a la postre.

Después marcaremos la puerta y nos dispondremos a enroscar los tornillos de la placa de fijación. Montaremos el cuerpo del cerrojo sobre la propia placa y controlaremos la posición más idónea para fijar la cerradura. Insertaremos los cilindros de centrados y alinearemos y fijaremos la pletina al marco de la puerta. En la recta final de proceso será necesario colocar las pilas y aferrarse a las instrucciones del manual para finalizar la programación y enlazar los mandos a distancia. Cuando cerradura y mandos estén vinculados, no hará falta más que colocar la tapa a las pilas y pasar a revisar si el cerrojo invisible funciona como es debido.

Ya hemos visto que cualquiera puede incrementar la protección de su vivienda a través de una sencilla instalación de una cerradura invisible. En cualquier caso, si después de haber hecho una inversión nos da miedo de fallar en la instalación, siempre quedará la opción de solicitar la ayuda de los profesionales cualificados y profesionales.

Haz de tu casa un fortín, cerraduras para puertas acorazadas

Llegar a conseguir que nuestra vivienda o nuestro negocio sean lugares lo más seguros posible es el sueño de todo inquilino o propietario. La amenaza de los cacos es una realidad que no se puede obviar, por lo que la única respuesta es equipar las casas con los más importantes sistemas de seguridad. Siempre aclaramos que no existe la cerradura que garantice la protección al cien por cien, aunque siempre hay vías para repeler la acción de los ladrones.

Instalar en las casas puertas acorazadas es un primer paso para ganar en tranquilidad y en seguridad. No podemos pasar por alto el hecho de que estas puertas tienen una estructura metálica que es muy difícil de percutir; por ejemplo, los ladrones menos cuidadosos fallarán en el intento de usar machetes o hachas, ya que el metal de estas puertas nada tiene que ver con la madera.

Eso sí, de poco servirá una puerta acorazada si el usuario no cumple con todas las medidas de prevención y de seguridad en el día a día. Tampoco cumplirá su función protectora la puerta acorazada si no cuenta con una cerradura de calidad que haga frente al reto de frenar los ataques de los ladrones, que día a día hacen más sofisticadas sus tácticas para forzar los sistemas de apertura y cierre de las casas.

Toda buena puerta acorazada que se precie debe estar equipada con una buena cerradura, de lo contrario será absurdo haber hecho una inversión en este tipo de puertas, de las más costosas que podemos encontrar en el mercado. Por ello, es vital obtener la máxima información sobre cerraduras exclusivas para estas puertas; comparar las prestaciones y las características de cada modelo será esencial para no equivocarnos en la elección.

Las principales marcas del mundo de la cerrajería vienen trabajando duro desde hace tiempo para lanzar al mercado cerraduras para puertas acorazadas que ofrezcan calidad y garantías de protección a los usuarios. Por ejemplo, Iseo cuenta con la línea de cerraduras de producción de clase 7, la que aporta la mayor seguridad que se puede encontrar en la actualidad.

Esta gama de Iseo destaca por estar especializada al cien por cien en las puertas acorazadas. Quienes las instalan apuestan por elementos sometidos previamente a multitud de pruebas y ensayos; su calidad está comprobada, y su diseño está concebido para que puedan durar mucho tiempo y para que no pierdan su eficacia pasados los años. Además, son muy cómodas y muy fáciles de usar en el día a día. También son absolutamente re codificables, por lo que ofrecerán soluciones rápidas en caso de que las llaves se pierdan o se extravíen. Las cerraduras motorizadas disponen de un sistema de alimentación autónomo que se basa en la acción de pilas de duración larga.

Por otro lado, podemos citar el modelo F7111D que la empresa MIA tiene en el mercado. Se trata de una cerradura de embutir de llave de borjas o gorjas, ideal para aportar seguridad y fluidez a las puertas acorazadas de Dierre. Posee un sistema raudo y eficaz de cambio de clave, gracias al bloque de seguridad extraíble. Además se suministra por medio de bloque neutral y llave de instalación (carece de bloque de seguridad).

Como no podía ser de otra forma, y siguiendo con los ejemplos de recomendaciones, la compañía Ezcurra también cuenta con un amplio abanico de cerraduras idóneas para ser instaladas en puertas acorazadas. Podemos encontrar cerraduras de doble seguridad, tanto cortas como largas, pues ambas cumplirán a la perfección con su premisa protectora. Otra novedad que presenta esta importante marca es la presencia de un sistema anti palanca en todos sus modelos.

Por ejemplo, la cerradura 70.B.00 cuenta con seis borjas de acción independiente, con un bloque de borjas protegido por chapa de acero de tres milímetros, con la opción de darle cuatro vueltas a las llaves, con una palanca de barras de acero de casi dos centímetros, con un picaporte irreversible y con un escudo de seguridad, por citar sólo algunas de sus características. Este modelo de cerradura de seguridad corta es de alta calidad, como también lo es 70.C.00.

Siguiendo con Ezcurra, y centrándonos ahora en los modelos de doble seguridad largas, el 70.B.00.FL cuenta una cerradura central más dos auxiliares, con un bloque de borjas protegido por chapa de acero de tres milímetros y con otros matices similares a los modelos que hemos citado en el párrafo de arriba. El 70.C00.FL es otra gran opción que habría que tener en cuenta.

Eso sí, para que las puertas acorazadas sean seguras de verdad, lo mejor es encargarle la instalación de sus cerraduras a profesionales del sector de la cerrajería, ya que ellos sabrán cómo llevar a cabo la colocación sin dejar ninguna fisura. Y es que todos los detalles cuentan a la hora de ponérselo difícil a los ladrones y de hacer de casa un fortín.

 

Las cerraduras más seguras del mercado

Si busca las cerraduras que ofrezcan más seguridad del mercado, son muchas las características que tiene que tener en cuenta antes de reforzar su puerta. Debemos partir de la tesis irrefutable hasta día de hoy de que no hay cerradura que no pueda abrirse, ya que al cien por cien no se puede llegar a proteger una propiedad de la acción de los ladrones; resulta obvio que unas cerraduras ofrecen más seguridad que otras. A continuación trataremos de seleccionar diversos modelos de cerraduras, que, sumándolos unos a otros, lograrían la mejor cerradura que se pueda encontrar en la actualidad.

El progreso incesante en el que vivimos inmersos, en plena era de avances en materia de tecnologías, ha propiciado que las cerraduras invisibles se hayan convertido en una de las alternativas más fiables para hacer frente a los robos. Y es que, como no podía ser de otra forma, se trata de cerraduras perfectas para conseguir proteger una empresa, un negocio o una vivienda. Las cerraduras invisibles (ofrece protección frente al bumping, que es el método técnica más usado por los asaltantes para abrir puertas) pueden complementarse además con cerraduras tradicionales.

Las cerraduras invisibles pueden colocarse en todo tipo de puertas, no importa si son de madera, blindadas, reforzadas o acorazadas. Dan una gran protección a los usuarios, los ladrones no lograrán forzarlos, ya que estas cerraduras carecen de una presencia exterior a la que aferrarse para lograr forzar la puerta. En el momento en el que el ladrón piense que puede llevar a cabo la apertura con su llave maestra, se encontrará con una barrera añadida con la que no había contado, lo que repelerá su visita a buen seguro.

El usuario abrirá la cerradura invisible en su día a día sin problemas, ya que únicamente bastará con tener encima un mando a distancia que dé la señal a la cerradura para que se abra, siempre que dicho usuario esté muy cerca. No hay que obviar que estas cerraduras cambian de código cada cierto tiempo, algo que evita que los ladrones puedan copiar las combinaciones numéricas; además, estamos hablando de códigos encriptados, lo que aumenta de forma considerable la seguridad. Hay modelos que cuenta incluso con una alarma.

Estas cerraduras funcionan con baterías de larga duración. No obstante, la vida de la batería dependerá del mayor o menor uso que se le llegue a dar; la batería durará varios meses y avisará justo cuando necesite ser recargada. Por otro lado, logrará bloquearse en modo accesible para que no se produzcan contratiempos en el acceso cuando la energía empiece a menguar. Los hay que aseguran que las cerraduras invisibles son uno de los tipos de cerradura más seguros que podemos encontrar.

Un complemento perfecto para las cerraduras invisibles, o una alternativa, podrían ser los cerrojos de alta seguridad con cadena. Son capaces de dar a los inquilinos de la vivienda una enorme protección. Podemos hallar en el mercado modelos muy diferentes y sugerentes. El Fac Rp 301 RP/80 (pensado para las puertas blindadas), el Lince C6 antibumping (con un cilindro súper protector) y el Fac 50R/80 (para las puertas más tradicionales) son, por ejemplo, unos cerrojos muy recomendables, de los más seguros del mercado.

En el caso de que la puerta sólo vaya a estar asegurada por una cerradura, será mejor contar con la ayuda agregada de un cilindro antibumping. ES te cilindro no será difícil de encontrar en las tiendas, ya que aparece en el mercado con marcas tan famosas como Cisa, Tesa, Noa, Ezcurra Mauer o Fichet. Cotejar las distintas características del cilindro y comparar los precios de los distintos modelos resulta fundamental para lograr una compra acertada. Rastrear todo tipo de información en Internet, siempre que proceda de portales fiables y redactados por profesionales, también es muy aconsejable para orientarnos.

Llegados a este punto, y pensando en completar una visión idílica de la protección perfecta para una cerradura, podríamos decir que lo más recomendable sería decantarse por la colocación de una puerta blindada, la cual ofrecerá una seguridad sin parangón. El segundo paso sería instalar una cerradura protectora al máximo, para lo se necesitaría un cilindro antibumping. Añadir un escudo protector se lo pondría aún más complicado a los ladrones, que no podrían llegar a conocer de este modo la marca de la cerradura.

Otro paso más para aumentar la seguridad consistiría en instalar un buen cerrojo en la puerta. También se puede optar por la instalación de una cerradura invisible. Y es que todos estos métodos que hemos citado en este punto ayudarían para reunir una puerta casi inexpugnable. En cualquier caso, habría que estar seguros de que la instalación de todas estas cerraduras se lleva de manera profesional, pues bastaría un pequeño fallo para dar al traste con la cerradura perfecta. Solicitar la ayuda de cerrajeros cualificados sería otro paso para garantizar la protección del hogar.