Tipos de Cerraduras que Existen

Existen en el mercado una enorme cantidad de variadas cerraduras, de todos los tipos. Por eso, conviene conocerlas en detalle antes de adquirir alguna.

Tipos:

Cerraduras multipunto

Una de las cerraduras más conocidas y seguras es la multipunto. Se llama así por los diferentes puntos de anclaje de la cerradura. Son ideales para evitar las roturas por palanca, y podemos instalarlas en acorazadas, macizas o blindadas.

 

Cerraduras tubulares

Otro sistema tradicional. En este caso, estas cerraduras permiten ser cerradas desde el interior pulsando apenas un botón. Son ideales para el baño o el cuarto si quieres preservar tu intimidad.

 

Cerraduras de sobreponer

Son cerraduras ideales para las puertas exteriores. Van del lado interior de ellas, y conviene buscar una de calidad que evite la palanca del potencial ladrón.

 

Cerraduras embutidas

Las cerraduras embutidas o empotradas son algunas de las más comunes. Normalmente funcionan como cerraduras principales, flanqueadas por otras. Suelen utilizarse tanto en puertas de madera como en puertas metálicas en la mayoría de los casos. En estos casos, recomendamos buscar modelos antibumping de cerraduras embutidas.

 

Cerraduras cilíndricas

También conocidas como cerraduras con perfil europeo o europerfil. En su caso, es otro de los modelos de cerraduras más famosos que existen. Poseen un sistema en forma de cilindro, nada complejo. Ahora mismo, estas cerraduras cilíndricas pueden conseguirse también con tecnología antibumping, así que te recomendamos esa variante.

 

Cerraduras digitales

Las cerraduras no son demasiado habituales en las viviendas de todos los días. Suelen usarse en hoteles o sitios públicos más que nada. De todos modos, con el paso del tiempo, se están haciendo cada vez más económicas, y por ende populares. Casi siempre, las cerraduras digitales se abren con una tarjeta, y suelen ser mucho más seguras que las cerraduras tradicionales.

 

Cerraduras de gorjas

Las cerraduras de gorjas o borjas supieron ser las más seguras que podían recomendarse. Sin embargo, ahora las cerraduras son una mejor alternativa. El principal inconveniente que presentan las cerraduras de gorjas es el tamaño de las llaves, demasiado grandes.

 

Cerrojos

Un cerrojo puede ser una excelente alternativa a las cerraduras de toda la vida. Incluso, los cerrojos habitualmente son más seguros que las cerraduras clásicas, y algunos de los mejores incorporan también cadenas de seguridad, un detalle no menor.

 

Cerraduras invisibles

Y finalmente tenemos las cerraduras invisibles. Como su nombre bien lo indica, no se tiene acceso a ellas, por lo que es mucho más difícil romperlas o forzarlas. Se trata de un sistema nuevo, que poco a poco se está imponiendo en el mercado actual, claro.